Inicio | Actualidad | Planeta azul, alternativa para una economía sostenible

Planeta azul, alternativa para una economía sostenible

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Planeta azul, alternativa para una economía sostenible

La economía azul es un planteamiento alternativo al modelo económico existente. Cien ideas para generar empleos que a su vez resuelven problemas ambientales en cascada como es el del agua u otras materias primas que conforman nuestra subsistencia y en su mayoría pasan a formar parte de los desechos del planeta.

La economía azul es una forma de denominarse a la alternativa que presenta Gunter Pauli (Amberes-Bélgica, 1956), director de la Fundación Zeri (Zero Emissions Research and Initatives) y considerado un gurú de las nuevas tecnologías aplicadas al medioambiente.

El proyecto de este economista comenzó a fraguarse hace más de veinte años cuando el gobierno de Japón, a la vista de la celebración del Protocolo de Kioto, pidió a Pauli que le presentase proyectos viables que permitieran reducir las emisiones contaminantes, fin último del acuerdo internacional firmado en 1977 y que concluye en 2012.

Desde entonces, el empeño de Pauli ha sido la promoción de proyectos que, “inspirados en la naturaleza”, permitan avanzar hacia una economía sostenible. La filosofía de su autor se basa primordialmente en la creación de cien millones de empleos en el plazo de diez años, a través de, tan solo, cien innovaciones recreadas en la producción de los sistemas que están implicados en la biodiversidad.

Estas propuestas van desde la perspectiva de la arquitectura bioclimática, siguiendo el ejemplo de estructuras de construcción de la fauna y flora en su medio, hasta la adecuación de baterías integradas por sistemas recreados por la biodiversidad que funcionan de forma espontánea y están inmersas en el entorno de nuestro planeta.

Evelyn Pallotta, bióloga, ecóloga, analista ambiental, que actualmente desempeña el cargo de Directora de Ecología y Ambiente del Estado de Miranda, en Venezuela, se expresa acerca de esta propuesta que tanto interesa a los expertos medioambientalistas en la actualidad:

“Ahora no hay dinero y, por lo tanto, el sistema actual económico no funciona. Hay que apostar por un modelo que suponga invertir menos (aprovechando las actuales instalaciones) y que genere más beneficios, como el que Pauli propone: el uso de los recursos disponibles en los sistemas en cascada, es decir, donde los residuos de un producto se convierten en la posibilidad de crear un nuevo flujo de trabajo. Es un nuevo enfoque que tiene que ver con el medioambiente en el área social y con el área financiero económico, enmarcado dentro de lo que es el desarrollo sostenible”.

La experta medioambientalista argumenta que “este sistema se basa en el estudio o en el enfoque ‘en cascada’ de los procesos que se suceden cotidianamente. Todos los procesos biológicos en la naturaleza se suceden en cascada, es decir, los desechos de ésta se convierten en el insumo (conjunto de bienes empleados en la producción de otros bienes) de otro proceso y así se van procesando todos los productos que se originan en ella, tanto en la flora como en la fauna".

  • Enviar por correo Enviar por correo
Hoteles

Inmuebles


Etiquetado como:

economia, mundo, planeta, sostenible